miércoles, 9 de abril de 2014

Comenzamos la actividad 2 en #abpmooc_Intef pensando en un proyecto memorable de capacitaciòn (si de imaginar se trata, mejor no ser tacaño en el intento, ¿No les parece?)


Soñar no cuesta nada
Son las 8  y, en minutos, inicia la primera capacitación del año.
Los profes estamos intrigadísimos
por un mensaje que nos twitteò la Directora: Jornada Sorpresa.

Mientras esperamos, nos cruzan veloces pensamientos que parecieran materializarse en imágenes: el techo que se cayó en un salòn,  los problemas de convivencia y violencia escolar, las enfermedades recurrentes, los chicos que cirujean, los abusos, las muertes, los papás en Batán…

 
Abrimos el aula y la puerta no chirría ni se cae de costado (¡increíble!), el techo, las paredes están recién pintados, los bancos nuevitos, resplandecen bajo los rayos del sol otoñal que juguetea en los vidrios. 
 Sobre cada uno, una notebook nos espera.
 En lugar del negrito donde bailan las tizas, una pizarra digital refleja las caras azoradas, las bocas abiertas, sorprendidas, los ojos desbordados por un río de sal.



¡Hoy vamos a compartir esta jornada con compañeros de otras provincias, intercambiaremos experiencias, charlaremos sobre la escuela que queremos, diseñaremos objetivos comunes para que nuestros alumnos puedan compartir sus experiencias y aprendizajes con chicos de norte a sur, de este a oeste del país!

Dice la directora casi sin respirar, con una sonrisa que le escinde la cara en dos de tanta alegría acumulada.                               

 Hoy –remarca-, romperemos la brecha digital, planeando juntos por la Nube.

Hoy –finaliza-, comenzaremos a hacer realidad algunos de nuestros sueños.

Lamentablemente, justo en ese momento, me desperté…

 Aclaración para los compas españoles y otros: 
A veces, lo que parece común para algunos, es lejano para los demàs  (en relación a tecnología, por ejemplo).
En las escuelas primarias raramente hay Internet.
Cirujear es andar de acà para allà juntando cartón, papel, metal, etc., en un carrito, generalmente tirado por un caballo , para después venderlo (empleo no formal, lo llaman algunos economistas que -perdonen el dicho-, no tienen vergüenza ) .
Batàn es el lugar donde està la Unidad Penitenciaria 15 (la cárcel)...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario