sábado, 5 de enero de 2019

2019

 Retomando el año con las historias para compartir, pensando en tanta gente que se pierde en la calle, tantas familias preocupadas, buscando...
Uno nunca sabe qué pasó con ellos en ese ínterin, pero puede imaginar.
¡Buen año 2019, disfruten la vida!

Loco pero feliz

Le decían “el loco del cementerio”. Era un tipo raro…
Alguna vez había sido un famoso artista, un escultor con la fama y la fortuna rendidas a sus pies.
Una mala noche, su vida había cambiado para siempre, cuando ladrones entraron a su casa y –como no encontraron suficiente dinero-, mataron a su esposa, su único amor, su única familia y el lazo que lo mantenía sujeto con la realidad de este mundo. A partir de ese momento, todo se fue derrumbando. Primero su mente, luego los amigos interesados que lo rodeaban en épocas de bonanza y desaparecieron sin magia ni despedidas mediante. Finalmente, sus bienes y posesiones.
Cuando ya no le quedaba nada, salvo lo puesto, comenzó a vagar por diferentes lugares. La gente lo observaba, alguno se compadecía y nunca faltaba un pan, un plato de guiso, una manta raída.
Dentro de su cabeza, estas limosnas tenías significados dispares. Si alguien le ofrecía un alimento, no era una persona quien se lo daba, sino la naturaleza, como si de ella brotase. Tampoco veía la sonrisa del grupo de jóvenes que hacía el rondín para contener a la gente de calle, él sentía que la ayuda era como maná del cielo. Desde Dios, sin intermediarios.
También el tiempo se había detenido en su mente. Dormía de día, almorzaba sobras en mitad de la madrugada, esperaba el amanecer a las seis de la tarde.
Tenía una sensación de que algo faltaba en su vida, aunque no podía definirlo. A veces, despertaba de un sueño profundo sintiendo un gran vacío acariciando su corazón. En esos momentos, recuperaba por segundos, la cordura perdida. Recordaba su pasado, su amor perdido, inmediatamente, la niebla del olvido lo tomaba…
Un día, caminaba por las afueras de un poblado de pescadores. Las casas, blancas y limpias, los caminos rojizos, árboles de mandarinas en las veredas y la plaza. Había llovido toda la tarde, ahora solo caía una fina garua.
El loco, mojado pero feliz, buscaba algo que ni siquiera tenía noción de qué era. De pronto, comenzó
a formarse un majestuoso arcoíris. Nacía en los campos, más allá de la zona urbanizada y parecía morir cerca de allí, en una esquina.
Maravillado por el milagro en colores, comenzó a cantar, mientras corría, buscando tocar el verde, el rojo, el naranja… Vio el reflejo del arco multiplicado en cada fruto de un árbol de cerezas. Lo trepó mientras arrancaba puñados y se las comia, casi sin masticarlas. Su sabor áspero,  atravesó su garganta en un dulce ahogo.
El loco elevó sus manos al cielo, como pidiendo ayuda, gracia, aire… Pero no obtuvo nada. En cambio, percibió los colores más brillantes, los olores más fuertes; su piel se estremeció en un escalofrió de placer cuando vio que las ultimas nubes que se replegaban en el cielo, se abrían para dejar paso al rostro de su amada, que lo recibía entre sus brazos.
Se levantó viento, las hojas se arremolinaron en la base del árbol, formando una cama mullida que recibió suavemente el peso del hombre.
El arcoíris desapareció, quedó una nube solitaria, casi transparente en el cielo, que fue desvaneciéndose hasta transformarse en una bolita de luz, que finalmente se fundió con el fuego del sol.


Clara Silvina Alazraki

Imágenes propias

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional.

sábado, 10 de noviembre de 2018

Día de la Tradición

El Día de la Tradición se celebra en Argentina el 10 de noviembre, fecha que fue elegida en conmemoración del nacimiento del poeta argentino José Hernández (1834 - 1886), que escribió, entre otros, el poema narrativo "El gaucho Martín Fierro" y su continuación, "La vuelta de Martín Fierro", relatos en forma de verso de la experiencia de un gaucho, su estilo de vida, sus costumbres, su lengua y códigos de honor.
Algunos versos:

"Aquí me pongo a cantar
Al compás de la vihuela,
que el hombre que lo desvela
una pena extraordinaria,
como la ave solitaria
con el cantar se consuela"

"Mi gloria es vivir tan libre,
como pájaro en el cielo;
no hago nido en este suelo,
ande hay tanto que sufrir;
y naides me ha de seguir,
cuando yo remonto el vuelo"

"Los hermanos sean unidos
porque ésa es la ley primera,
tengan unión verdadera,
en cualquier tiempo que sea,
porque si entre ellos pelean
los devoran los de afuera"


Wikipedia

domingo, 21 de octubre de 2018

Historias para compartir: "La cunita"

Muchas veces ideas locas aparecen en mi imaginación.
Como cuando voy en bicicleta, escucho alguna canción y transformo todo el paisaje (natural y humano) en un video musical viviente.
De allí salen los mejores relatos, de esa mezcla de fantasía y realidad que tejen y destejen los mundos particulares.
Hace unos días, pensaba en los tres bebés que esperan tres familias cercanas a mi vida. La imaginación armó esta historia.
Para Caro, Belén y Giselle, semillas de mamá que hoy están festejando su primer Día de la Madre, con todo mi cariño.
Para quienes no tuvieron hijos biológicos pero han sembrado aprendizajes en sus alumnos, que crecieron y florecieron...
Para las mamás que hoy no están, pero que alguna vez nos cantaron una dulce melodía para dormirnos...
En fín, para todas, chicas, qué tengan un
¡FELIZ DIA DE LA MADRE!
(que no dure 24 horas, sino todos los segundos que transcurre la vida)


La cunita

Detrás de mis barrotes blancos, un universo de juguete desfila por la habitación.
Sobre la repisa, aún descansan las ropitas recién lavadas que dejó esta mañana mamá.
¡Hoy tarda el bebé!
Tengo tantas ganas de sentir tu calor pequeño, de ver esas manitas tan frágiles, tan fuertes de futuro…
Quiero abrazarte y oler esa mezcla de perfume a nuevo, baño y ternura que destila tu cuerpo y me envuelve, apropiándose de mí, haciéndome olvidar  mi olor a pino, a madera fresca y también joven.
Me gustaría poder tenerte siempre, pero sé que cuando crezcas, alguna otra hermana mayor contendrá tu cuerpecito y se regocijará con la tibieza de tu alma. Hasta ese momento, eres mío. No por egoísta te quiero entre mis brazos, sino por sentir ese Amor que aparece en la mirada, en las manos suaves de  mamá que  te deja dormido a mi cuidado.
Me pregunto qué pensará ella.
Qué palabras surcarán su frente cansada.
¿Imaginará tus próximos pasos?
¿Aparecerá el miedo? ¿El temor velado que surge en cada mujer que cuida el tesoro de la vida?
Esa diminuta vida que respira acompasadamente entre mis suaves sábanas blancas.
¿Reflexionará sobre el ayer o el mañana?
¿Será que se pregunta sobre tus futuros posibles, disimula el alborozo y también calla la angustia?
Mi corazón, que alguna vez fue parte de un bosque, intenta escuchar más allá de las paredes. Se acercan unos pasos suaves, acompasados. Son ustedes, mi mundo.
Ella te deja delicadamente a mi resguardo y acaricia mi cabecera como pidiéndome en silencio que te cuide…
Y yo me entrego con dulzura y obediencia, ante ambos.

Clara Silvina Alazraki

Imágenes de mis alumnos de la EP 22 "Jorge Newbery" de Mar del Plata, realizadas durante una actividad sobre las visión de los niños sobre sus familias.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional.

jueves, 4 de octubre de 2018

Y en la escuela, como en la vida, si lo regamos con Amor, todo crece...



Proceso de trabajo en 4º "B" de la EP 62, "Juan Néstor Guerra" de Mar del Plata.

Las imágenes de las actividades fueron tomadas durante dos meses, aproximadamente. El recorrido no está en orden cronológico.

¿No son unos genios, mis alumnos???

:D

Seño. Clara
Semana de las Artes 2018

martes, 2 de octubre de 2018

Caperucita roja...

Materiales educativos realizados con alumnos de primer grado EP 22 "jorge Newbery"
Semana de las artes 2018
¡Ternura pura!!!
Seño Clara